Fotógrafo recrea publicidad de los años 50 para demostrar lo absurdo del sexismo en esa década

Comentarios