Esta mujer tomó la decisión de no volver a sonreír nunca para no tener arrugas

Asegura que no ha sonreído desde hace 40 años; ¡quería tener un rostro libre de arrugas!