Estas muñecas de Sailor Moon son un bonito pretexto para no madurar jamás

Comentarios