Triste ironía: los hombres AMAN a las mujeres inteligentes… pero de lejos

Comentarios