La ciencia confirma: entre mayor sea la panza, mejor amante será

La ciencia confirma: entre mayor sea la panza, mejor amante será