El amor de los abuelos no tiene precio... ni tamaño, por eso él compró un oso gigantesco a su nieta de 5 meses

Este abuelo demostró su amor a su nieta de 5 meses ¡comprándole un gigantesco oso de peluche!