Su esposo la abandonó embarazada y con una gran deuda, pero la suerte tocó a su puerta. ¡Literal!

Comentarios