Los abuelos no mueren; solo se vuelven invisibles y permanecen siempre en tu vida

Los abuelos nunca mueren; se vuelven invisibles y permanecen siempre en tu vida