Las chicas que dicen groserías son más fuertes, la ciencia lo confirma

Las mujeres que dicen groserías son más sanas y divertidas: estudio