¡La ciencia lo confirma! Entre más maldiciones dices, eres más confiada y sincera

Comentarios